Logo

Inicio  > Gabinete de prensa  > Noticias  > Instituciones Penitenciarias, Medalla de Oro de ...
Día de Melilla     17/09/2019

Instituciones Penitenciarias, Medalla de Oro de Melilla

El Equipo Direccto del Centro Penitenciario de Melilla junto con el secretario general de Instituciones Penitenciarias en el acto de entrega de la Medalla de Oro de la ciudad autónoma.
  •  La ciudad autónoma ha querido reconocer su tradición penitenciaria y a una institución “imprescindible”, según el presidente Eduardo de Castro

  •  El secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Luis Ortiz, ha agradecido un reconocimiento que “es el de todos los profesionales del Centro Penitenciario Melilla”

Instituciones Penitenciarias (IIPP) ha recibido, por primera vez en su historia, la Medalla de Oro de Melilla, en reconocimiento a la larga trayectoria penitenciaria de la ciudad y a los trabajadores y trabajadoras del Centro Penitenciario de Melilla.

En una ceremonia celebrada en la Asamblea de la ciudad-autónoma, el secretario general de IIPP, Ángel Luis Ortiz, fue el encargado de recibir la distinción de manos del presidente de Mellila, Eduardo de Castro, que calificó la penitenciaria como “una institución imprescindible para la sociedad melillense”.

Tras agradecer el reconocimiento, que IIPP comparte con el prestigioso médico Mariano Remartínez, Ortiz hizo un recorrido por la historia penitenciaria de Melilla que comenzó en 1498, año en el que está documentada la existencia del Fuerte Victoria Grande, penal de la ciudad hasta comienzos del siglo XX.

Melilla, Ceuta y los peñones de Alhucemas y Vélez de la Gomera, albergaron durante siglos los presidios a los que eran destinados los condenados a más de 8 años. Pero “si hay una fecha clave en el calendario penitenciario -afirmó Ortiz- es 1906”, año en el que se firmó el Real Decreto de 22 de octubre que extinguió los presidios de Melilla y Ceuta e introdujo en la ciudad autónoma la experiencia pionera de la libertad condicional.

En Melilla se creó el ‘Patronato de Libertos’, precedente de lo que luego sería el ‘Patronato de Nuestra Señora de la Merced para la redención de penas por el trabajo’. Otra fecha en rojo en la historia de la ciudad autónoma es el 31 de mayo de 1993, cuando se firmó la orden por la que se clausuraba el Fuerte Victoria Grande y nacía el actual Centro Penitenciario de Melilla.

“A todos sus trabajadores, desde el director y su equipo, pasando por trabajadores sociales, psicólogos, funcionarios de vigilancia”, ofreció Ortiz la medalla “que es, ante todo y sobre todo,  de todos los profesionales del centro”. De ellos y de la sociedad melillense “ejemplo de colaboración con la administración penitenciaria”, añadió tras citar a la Asociación Melillense de Estudios Penitenciarios y sus actividades relacionadas con la reeducación y la reinserción de los penados.

El secretario general de IIPP cerró su discurso recordando las cifras del Consejo de Europa que sitúan a las prisiones de la Administración del Estado. Y destacó la de Melilla como paradigma de “convivencia entre las prácticas religiosas desde el respeto y la tolerancia”.

“Si la mejor manera de medir el respeto por los derechos humanos es el trato que se da a las personas privadas de libertad, los que trabajamos en el sistema penitenciario nos podemos sentir hoy orgullosos del trabajo que realizamos y de la calidad democrática de este país y de esta ciudad”, concluyó Ángel Luis Ortiz
 

 
Esta información puede ser usada en parte o en su integridad sin necesidad de citar fuentes.

Secretaría General de Instituciones Penitenciarias
C/ Alcalá, 38-40
28014 Madrid
tel. 91 335 48 95/96/98

© Copyright 2015 - Ministerio del Interior - Secretaría General de Instituciones Penitenciarias
Aviso legal