Logo

Módulos terapéuticos

Son módulos independientes que albergan a internos en programa integral de drogodependencias. Se constituye un espacio socioeducativo y terapéutico, libre de las interferencias que genera la droga, fomentando cambios en los hábitos, actitudes y valores de los internos e internas residentes, creando un ambiente dinámico y personalizador, en el que adquiere mayor eficacia la intervención multidisciplinar dirigida a la normalización y reincorporación social de los internos e internas.

Se proporciona a los internos una atención en jornada completa, desarrollándose la mayor parte de las actividades propias del programa (terapéuticas, educativas, ocupacionales, formativo-laborales, etc.) en el interior del módulo.

Se desarrolla una acción educativa intensa, para que los internos puedan alcanzar autocontrol, autoestima, confianza, responsabilidad, motivación y la utilización del tiempo libre para encontrar satisfacciones personales y el abandono de conductas adictivas.

Se considera fundamental el desarrollo de las áreas dirigidas a la motivación hacia el cambio, el aprendizaje social, enfatizando principalmente la prevención de recaídas, el aprendizaje de habilidades sociales, la educación para la salud y la formación y orientación sociolaboral.

Se considera básica, dentro de las posibilidades individuales penales y penitenciarias, la orientación y derivación del interno hacia intervenciones extrapenitenciarias, de carácter terapéutico, formativo-laboral o de inserción sociolaboral.

Grupos terapéuticos

Los ejes de la intervención son los grupos terapéuticos y el ambiente en el módulo, para estimular y recompensar los avances, que se reflejan en ir adquiriendo mayores niveles de responsabilidad. El grupo terapéutico es un poderoso factor de cambio en el estilo de vida y facilita de manera más interpersonal la normalización de las relaciones.

Es en el grupo donde se establecen para el interno las tareas y se programan los objetivos, por el grupo pasan todas las esperanzas y cambios de motivación, donde se controlan actitudes y comportamientos y donde el interno se va ganando el reconocimiento de sus compañeros y se van consolidando los avances. Se espera que el interno adopte un papel cada vez más activo a la hora de mantener el ambiente creado, en lo que se refiere al comportamiento y la actuación de otros internos, y que adquiera un comportamiento modificado y más maduro por su parte.

Además del uso del entorno y de las sesiones grupales como medios para fomentar los cambios, se realizan asesorías individuales, psicológicas, educativas, laborales y sociales.

Fases

En algunos centros penitenciarios (Villabona y Madrid IV Navalcarnero) se destinan varios módulos terapéuticos, en función de los diferentes perfiles de internos y niveles de normalización, y por tanto con diferentes metodologías de intervención y niveles de exigencia. De esta forma se establece un circuito de intervención al que acceden los internos, en función de los procesos de recuperación personal respectivos.

Unidad Terapéutica y Educativa UTE

El paradigma de módulo terapéutico es la UTE-Unidad Terapéutica y Educativa del centro penitenciario de Villabona (Asturias), con 5 módulos terapéuticos en funcionamiento que acogen a 480 internos en programa.

La Unidad Terapéutica y Educativa-UTE está basada en los grupos terapéuticos de internos y en un Equipo Multidisciplinar.

El grupo terapéutico o grupo de autoayuda es el eje central de la UTE. Cada grupo está integrado por 12-15 internos. El grupo terapéutico es el espacio de comunicación donde el interno va a mostrar todas sus carencias y déficit de socialización, a través de la revisión, reflexión y confrontación con el resto de los miembros del grupo. Se establecen imposiciones y tareas para evitar o reforzar determinadas actitudes y conductas. Se celebra una sesión semanal como mínimo, dirigida por un profesional.

El Equipo Multidisciplinar lo forman profesionales de Instituciones Penitenciarias de todas las áreas: psicólogos, educadores, vigilancia, trabajadores sociales, maestros, monitores, sanitarios, etc. Todos estos profesionales desarrollan actividades terapéuticas y educativas de tipo grupal e individual. Adquiere especial relevancia el área de funcionarios de vigilancia, que al representar la primera línea de intervención dentro de la Institución Penitenciaria, permite el seguimiento del proceso terapéutico de los internos e internas durante las 24 horas del día.

El contrato terapéutico es el documento escrito que vincula a los internos con los profesionales de la UTE, y recoge los compromisos, derechos y deberes de ambos.

La escuela, de asistencia preferente, es uno de los pilares de la UTE, al constituirse como medio estimulante, atractivo y dinámico que ayuda de forma fundamental a conseguir el nivel de concienciación y normalización social. Otras actuaciones que en la UTE buscan provocar cambios importantes en los hábitos, actitudes y valores son los talleres de salud, los formativo-ocupacionales (cristales, cerámica, debate, informática, dibujo, etc.), los formativos para el empleo, las actividades deportivas, culturales, de ocio y tiempo libre; los cursos formativos en el exterior, las salidas terapéuticas, los campos de trabajo y los permisos de salida.

La metodología de intervención de la UTE de Villabona, programa que se desarrolla desde 1992, ha demostrado su eficacia y eficiencia en la recuperación personal de las personas ingresadas en centros penitenciarios y su preparación para la reincorporación a la sociedad. Por parte de esta Secretaría General hay una política activa para implantar este modelo en otros centros, funcionando actualmente UTEs en los siguientes centros:  Algeciras, Alicante II (Villena), Almería, Arrecife, Badajoz, Burgos, Castellón II, Daroca, Huelva, Jaén, La Moraleja (Dueñas), Las Palmas I, Lugo-Monterroso, Madrid VI-Aranjuez, Madrid VII-Estremera, Mallorca, Málaga, Murcia II, Murcia CIS, Puerto III, Sevilla, Sevilla II-Morón de la Frontera, Teixeiro, Tenerife, Topas, Villabona,

© Copyright 2015 - Ministerio del Interior - Secretaría General de Instituciones Penitenciarias
Aviso legal