Logo

Imprimir
Actualizado:

05/12/2017

Terapia Asistida con Animales (TACA)

El cuidado de mascotas, como parte de un programa supervisado, ha demostrado ser de gran utilidad como complemento de programas de tratamiento destinados a internos con problemas de afectividad y autoestima. Dicho cuidado proporciona un mayor sentido de sí mismo y de los otros. El interno consigue integrarse más fácilmente en la dinámica del centro mejorando muy notablemente su cuidado personal y el de sus pertenencias.

??? Cuerpo[1]/Imagen[1]/Pie ???

Los internos con mayores carencias afectivas, y emocionales son los que tiene un mayor aprovechamiento del programa TACA (Terapia Asistida con Animales). Esto pone de manifiesto que a veces es necesario el abordaje de las dificultades personales de los internos con enfoques innovadores y alternativos que nos permita llegar hasta ellos.

La Administración Penitenciaria tiene un convenio de colaboración con la Fundación Affinity. Esta Fundación aporta los cachorros, la alimentación, veterinario, adiestrador y todo el soporte material necesario para el buen cuidado de los animales.

Objetivos

La terapia va dirigida preferentemente, a aquellos internos emocionalmente inestables, con baja autoestima, con problemas de adaptación y dificultades para controlar su conducta, con carencias afectivas y déficit de relaciones interpersonales e internos con patología psiquiátrica. En relación con este perfil de usuarios, los objetivos del programa son:

  • Potenciar las habilidades de comunicación y de relación personal

  • Mejorar la autoestima y la autonomía

  • Mejorar las relaciones sociales

  • Reducir los estados de ansiedad y depresión

  • Fomentar el sentido de la responsabilidad

  • Adquirir y/o consolidar la adherencia al tratamiento psiquiátrico

Desarrollo del programa

El programa se realiza por un equipo multidisciplinar integrado por psicólogo, educadores, funcionarios de interior, monitores y cualquier otro profesional que tenga especial interés en la colaboración de este programa.

Consta de las siguientes partes:

  • Evaluación inicial:

    Para determinar que el perfil del interno seeleccionado es acorde con las características del Programa.

  • Formación a los internos: la realizará un experto (veterinario y adiestrador), y versará sobre la educación, higiene y crianza de los animales que van a participar en el Programa.

  • Definición de tareas del interno:

    En el programa participaran seis internos.

    Se establecerán dos turnos (mañana y tarde) de dos horas de duración cada uno. Los cuidadores, se alternan de forma que todos dediquen unas dos horas diarias al animal.

    En ese horario llevan a cabo las tareas de cuidado, higiene, limpieza, alimentación, paseo y actividades lúdicas con los animales.

  • Evaluación periódica:

    Para analizar el desarrollo del programa y establecer las medidas correctoras oportunas.

  • Intervención psicológica:

    No hay que olvidar que este programa tiene una finalidad eminentemente terapéutica y por ello tendrá una función primordial la enseñanza y entrenamiento de técnicas psicológicas realizadas por el psicólogo del Centro Penitenciario, acorde con el perfil carencial que presenta el interno: habilidades sociales, autoestima, relajación, motivación, etc.

  • Evaluación final:

    Para determinar si se han cumplido, y en qué medida, los objetivos establecidos inicialmente.

© Copyright 2015 - Ministerio del Interior - Secretaría General de Instituciones Penitenciarias
Aviso legal