Logo

Inicio  > Reeducación y reinserción social  > Programas deportivos  > Programas de intervención...

Programas de intervención físico-deportiva

El deporte constituye un área fundamental en la reeducación y reinserción social del individuo, y un elemento clave en la preparación para su futura vuelta a la vida en libertad.

La práctica deportiva enseña a estas personas a hacer un uso adecuado del ocio y tiempo libre, a mantener y mejorar sus habilidades sociales y de relación con los demás. También les ayuda a crear redes sociales donde se fomenten valores positivos como el espíritu de superación o el compañerismo.

??? Cuerpo[1]/Imagen[1]/Pie ???

La práctica deportiva en los Establecimientos Penitenciarios ayuda además a minimizar la tensión y reducir las posibilidades de incidentes y conflictos, al fomentar las relaciones interpersonales positivas entre las personas privadas de libertad y también con el personal penitenciario, haciendo mucho hincapié en el respeto mutuo.

Se facilita así un ambiente ordenado y de adecuada convivencia.

Programas de intervención físico-deportiva

La intervención físico deportiva en un establecimiento penitenciario se puede abordar a través de diferentes programas, todos ellos dirigidos a la consecución de los objetivos mencionados, pero haciendo hincapié, cada uno de ellos, en un grupo de personas y en unas capacidades diferentes.

De carácter recreativo

Pretende hacer llegar la actividad física a la mayor parte de los internos, desde una perspectiva lúdica y de ocupación del tiempo libre.

Esto permite que el usuario tome contacto, en muchos casos por primera vez, con el deporte y perciba de forma intuitiva los beneficios que genera la actividad física, abriéndole las puertas a mayores compromisos.

Deberá tenerse muy en cuenta la opinión de las comisiones de internos formadas al efecto, a la hora de ofertar las disciplinas más demandadas por los usuarios.

Las actividades más demandadas son: fútbol sala, baloncesto, tenis de mesa, frontenis, atletismo, ajedrez, voleibol, gimnasia y culturismo.

Dirigidos a la competición

La competición es un importante instrumento de motivación para la práctica deportiva.

El deporte de competición aporta una motivación extra para todos los que lo practican. La competición, ya esté regulada por las instituciones deportivas oficiales o se desarrolle a nivel interno, propicia que los participantes desarrollen todas sus capacidades y den lo mejor de cada uno por la victoria individual y colectiva.

Desde este punto de vista y teniendo siempre presente la necesidad de corregir aquellos excesos que pueden degenerar situaciones contrarias al juego-justo se debe apostar por esta forma de hacer deporte.

Formas de ponerlo en práctica son:

  • Campeonatos internos:

    Organizados periódicamente o con motivo de alguna festividad.

  • Competiciones intercentros:

    Entre estos se encuentran las actividades deportivas de apoyo que convoca la Subdirección General de Tratamiento y Gestión Penitenciaria. También los centros penitenciarios pueden organizar este tipo de competiciones.

  • Competiciones federadas:

    Permiten la competición con colectivos no penitenciarios lo que fomenta la relación con el exterior.

    Para ello, es necesario contar con la colaboración de las Federaciones Deportivas Territoriales que suelen facilitar la participación de los equipos de los establecimientos penitenciarios estableciendo excepciones en la competición. 

    Hay internos federados en fútbol, baloncesto, atletismo, lucha y boxeo.

Formación y motivación deportiva

Existe un permanente interés en la formación deportiva, bien a través de cursos bien con escuelas deportivas, dirigida a mejorar las aptitudes físicas y técnicas de los internos e internas y a valorar y potenciar actitudes de respeto hacia su persona y hacia los demás.

Escuelas deportivas

En las escuelas deportivas, un número relativamente reducido de usuarios, dirigidos por un especialista van adquiriendo regularmente fundamentos teóricos y prácticos.

Su objetivo no sólo es hacer deporte, sino hacerlo bien, aprendiendo técnicas, tácticas y estrategias que permitan al usuario dominar una determinada disciplina deportiva.

Uno de los fines prioritarios es procurar que los internos reciban la formación oficial que les permita, a su vez, ejercer como técnicos con otros grupos, ya sea de internos en el interior de los centros penitenciarios o, buscando su inserción laboral, con otros colectivos extrapenitenciarios cuando hayan accedido a la libertad.

Cursos

Por su parte, regularmente se organizan cursos de monitores, entrenadores, árbitros, etc., con la colaboración de los Organismos específicamente facultados para realizar tareas formativas en el campo de deporte: Federaciones Deportivas, Institutos Municipales de Deporte, Comunidades Autónomas, etc.

Salidas programadas

Dentro de estos programas de intervención, las salidas programadas de carácter deportivo tienen una gran aceptación entre los internos participantes. La temática de las mismas puede ser diversa, rutas de senderismo, marchas cicloturistas, participación en carreras populares etc.…

La gestión en números

Media anual. Año 2017
Medias
SubprogramasMedia mensual de actividadesMedia mensual de participaciones
Deporte recreativo

436

29.135

Deporte de competición

203

4.943

Formación y motivación deportiva

380

5.456

© Copyright 2015 - Ministerio del Interior - Secretaría General de Instituciones Penitenciarias
Aviso legal