Logo

Inicio  > Vida en prisión  > Atención Sanitaria  > Descripción

Descripción de la atención sanitaria

Los establecimientos penitenciarios cuentan con personal sanitario propio con el fin de garantizar el derecho a la salud de las personas que se encuentran en prisión. Estos profesionales son los responsables tanto de la atención sanitaria individualizada como de la aplicación y el desarrollo de los programas de salud a través de los cuales se articula dicha atención.

??? Cuerpo[1]/Imagen[1]/Pie ???

El sistema sanitario penitenciario español está siendo una referencia de primer orden para multitud de sistemas penitenciarios de otros países. Diversos programas y actuaciones en materia de salud, llevados a cabo en nuestros centros penitenciarios han sido galardonados con distintos premios a las buenas prácticas otorgados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Objetivo

La atención médico-sanitaria es una de las prestaciones básicas de los establecimientos penitenciarios. Las características de la población reclusa así como la prevalencia de determinadas patologías hacen que la sanidad tenga una especial importancia en este medio.

Su objetivo es asegurar el derecho a la salud recogido en la Constitución Española, y se enmarca dentro de un concepto de atención integral, cuyo eje es la Atención Primaria de Salud. Se inspira en una concepción global del ser humano siguiendo las recomendaciones del Consejo de Europa en lo referente a los derechos de las personas, así como en los principios de equidad y de equivalencia de cuidados con respecto a la población general.

Instalaciones y equipo humano

Todos los establecimientos penitenciarios disponen de un departamento de enfermería dotado de las instalaciones adecuadas: salas de consulta, gabinete dental, sala de curas, depósito de farmacia y un número variable de camas para enfermos que precisen una mayor vigilancia. Estas enfermerías cuentan con los medios técnicos y el instrumental necesario para el desarrollo de su labor. Los módulos residenciales cuentan igualmente con salas de consulta médica.

El órgano gestor es la Coordinación de Sanidad Penitenciaria, con rango de Subdirección General, que además de la atención sanitaria tiene entre sus competencias la aplicación de las políticas en materia de drogodependencias, el mantenimiento del sistema de información sanitaria y la vigilancia epidemiológica.

Cada establecimiento penitenciario cuenta con equipos de atención primaria formados por médicos, diplomados en enfermería y auxiliares de enfermería, en número variable según su tamaño y el de la población reclusa. Algunos centros disponen igualmente de farmacéutico y técnicos en radiodiagnóstico. Estos equipos aseguran los cuidados de primer nivel.

Atención médica especializada

La atención médica especializada se presta en los hospitales de la red sanitaria pública, tanto en consultas externas como en régimen de hospitalización, en unidades específicas (Unidades de acceso restringido) habilitadas por la Administración Penitenciaria, que permiten garantizar una atención adecuada al enfermo con un coste social mínimo sin menoscabo de la seguridad del personal y del resto de los usuarios.

Algunas especialidades de alta demanda pasan consulta en el interior de los centros (fundamentalmente odontología, psiquiatría y ginecología), evitando así el desplazamiento de las personas en prisión. También se está introduciendo en algunos centros el diagnóstico a través de la telemedicina.

Educación sanitaria

Además de la atención en consulta ordinaria o urgente, la actividad de los profesionales sanitarios se centra en promover la educación sanitaria y en realizar labores preventivas entre los reclusos. El trabajo por programas de salud constituye, por tanto, la base de la atención sanitaria penitenciaria.

Los equipos de atención primaria desarrollan algunos de estos programas en colaboración con los servicios hospitalarios o con ONGs colaboradoras. Diversos programas y actividades de educación sanitaria llevados a cabo en los centros penitenciarios han sido galardonados con el Premio a las Buenas Prácticas que otorga la Organización Mundial de la Salud.

© Copyright 2015 - Ministerio del Interior - Secretaría General de Instituciones Penitenciarias
Aviso legal